La placa identificativa o matrícula de los drones

La placa identificativa o matrícula de los drones

Según la normativa aesa drones, todas las aeronaves pilotadas por control remoto deben llevar de forma obligatoria una placa de identificación o matrícula ignífuga. En esta matrícula hay que incluir la identificación de la aeronave, el nombre del fabricante, el tipo y modelo, el número de serie y el nombre y los datos necesarios del operador.

La normativa que se aplica

La normativa indica que todos los datos anteriores deben aparecer en la placa marcados a través de grabado químico, troquelado, estampado o cualquier otro método homologado. Una marcación que sea perfectamente legible a simple vista y siempre con el carácter ignífugo.

La placa identificativa o matrícula ignífuga ha de colocarse fijada a la estructura del dron. Lo más recomendable es situarla pegada en la batería o en cualquier otra parte extraíble. Por lo general, se suele poner en la parte inferior del dron o en uno de los brazos. Hay que evitar en lo posible pegarla cerca de la brújula o el GPS del dron para que no haya interferencias.

La placa ha de incluirse tanto en los drones que se utilicen para vuelos profesionales como en aquellos que se empleen con fines recreativos. No requerirán de esta matriculación los drones que solo se vayan a utilizar en casa o en espacios totalmente cerrados.

La normativa aesa drones sugiere que esta placa funciona como la matrícula en los coches, pero en este caso concreto aplicado a los vehículos aéreos no tripulados.


Formulario de contacto