La normativa de los drones para uso profesional

La normativa de los drones para uso profesional

Desde el 30 de diciembre del 2017, la normativa aesa drones regula la utilización civil de todas las aeronaves pilotadas por control remoto en España. Una normativa encargada de llevar el control tanto de los drones para su uso recreativo como de aquellos que desempeñarán una labor profesional.

Principales normas básicas

Todas las personas que vayan a desempeñar una actividad profesional con drones tendrán que sacarse la licencia de piloto de manera obligatoria. Esta licencia será con la que acrediten que disponen de los conocimientos teóricos y prácticos para el uso de estos aparatos.

A su vez, la normativa aesa drones dispone que todas estas personas deben cumplir una serie de requisitos fundamentales.

En primer lugar, será necesario estar dado de alta como operador en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Solo los que dispongan de la licencia de piloto anteriormente mencionada podrán darse de alta en este organismo.

Al mismo tiempo, hay que contar con un certificado médico en vigor de clase LAPL para el uso profesional de drones de menos de 25 kilos o un certificado médico de Clase II para drones de más de 25 kilos. Además, cada piloto es necesario que disponga de un seguro de responsabilidad civil.

Por último, los drones de uso profesional o cualquier aeronave pilotada por control remoto deberán llevar una placa identificativa ignífuga. En ella se mostrará la identificación de la nave, el nombre del fabricante, el tipo y modelo de dron, su número de serie y el nombre del operador y sus datos de contacto.


Formulario de contacto